Síguenos en

Variadas

Denuncias por delitos sexuales a niñas en la provincia llegan a 3.600 en cuatro años

¡Comparte la noticia!

Las estadísticas de la Brisexme revelan que la mayor incidencia de ultrajes es a menores de edad entre los 0 y 14 años y casi en la totalidad de los casos los ataques han ocurrido al interior de sus hogares.

Según datos entregados por la Brigada de Investigación de Delitos Sexuales y Menores (Brisexme) de Ancud, 98,5 % de los casos de delitos sexuales investigados en los últimos cuatro años en Chiloé corresponden a niñas entre los 0 y los 14 años.

Las cifras dejan al desnudo una realidad que asusta, si se toma en consideración que solo cuatro de las víctimas de delitos sexuales que se han denunciado en la misma cantidad de tiempo son adultos: 3 mujeres y un hombre.

Los números son preocupantes, sobre todo porque a nivel nacional las estadísticas dicen que solo uno de cada cuatro delitos sexuales es denunciado.

«En Chiloé, el trabajo que hemos realizado nos indica que esa cifra de casos no denunciados es de uno a 7, o sea, solo uno de cada 7 delitos sexuales se denuncia», señaló el subprefecto de la Brisexme, Javier Muñoz, jefe de la unidad especializada de la PDI.

Hogar

Muñoz explicó que a excepción de los delitos cometidos contra mayores de edad (tres de ellos), «todos los demás han sido al interior del hogar, el resto son extradomiciliarios».

El funcionario recalcó en estos últimos cuatro años, desde la creación de la Brisexme en Chiloé, hay 3.600 casos por delitos sexuales en la provincia.

Pese a lo abultada de la cifra, el jefe policial advirtió que «son 3.600 los casos, pero el tema es que muchos de estos casos involucran a más de una persona, por lo tanto, no tenemos el cálculo de cuántas víctimas son, porque víctima no es solo la persona que sufre el apremio, que es la víctima primaria, porque también tenemos la secundaria, su madre, su padre, su familia, el impacto social, por eso hablamos de casos».

En este sentido, Muñoz reflexionó que «lo que más abunda no es lo que se sabe, sino que es lo que no se sabe», advirtiendo que «el por qué no se sabe es producto de varios factores que vamos a conversar en el congreso («¡No enmudecer!», a efectuarse hoy)».

El sicólogo agregó que «tiene que ver mucho con el aspecto social, cultural, criminal, que tiene relación con la normalización de violencia como un instrumento de socialización aceptada, porque no es azar que el gran porcentaje de delitos sexuales sea cometido por hombres y hacia personas del sexo femenino y que al interior del hogar son hechos que van acompañados con violencia, consumo de alcohol, maltrato habitual y abandono».

Recalcó el profesional que dentro del contexto delictual no solamente están presentes «hechos de carácter sexual».

«Por lo general, cuando investigamos y conocemos qué sucedió al interior del hogar nos damos cuenta que hay otras vulneraciones de derecho, y nos damos cuenta que el delito sexual es la cúspide de otras situaciones más reiteradas», manifestó el policía.

Durante el congreso «¡No enmudecer!» el subprefecto de la Brisexme expondrá desde el punto de vista criminológico este fenómeno, para entender el delito y contribuir de manera positiva en la comunidad.

Entre los puntos a presentar está el de la reacción social frente a los ultrajes a menores, marcando la evolución de estos hechos punitivos. «Ni las víctimas ni los criminales en Chiloé caen del cielo y hay que ver por qué unos son víctimas y otros victimarios», adelantó el sicólogo.

Fuente: La Estrella de Chiloé

Click to comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias de la ciudad o tema: Variadas