Síguenos en

Ancud

Sociedad chilota lamenta que vertido de salmón será visto en Valparaíso

¡Comparte la noticia!

Por unanimidad la Corte de Apelaciones de Puerto Montt falló a favor de un recurso presentado por la defensa del exdirector de la Directemar e imputado por el polémico caso, Pablo Schwarzenberg, declarando la incompetencia del Juzgado de Garantía de Ancud.

Un inesperado revés jurídico para las pretensiones del Ministerio Público y los intereses de la gente de mar de la zona tuvo el fallo unánime de la Corte de Apelaciones de Puerto Montt que derivó a Valparaíso la investigación por el vertimiento de salmones muertes por el bloom de algas en 2016 frente a las cosas de Ancud.

La resolución del tribunal de alzada se dio a conocer el martes, donde la sala presidida por el ministro Jaime Meza más el ministro suplente Jaime Rojas y el abogado Pedro Campos votaron por tres votos a cero remitiendo la causa para que sea tratada en un juzgado de garantía porteño.

El fallo judicial respondió a un recurso presentado por los abogados defensores Juan Rivera y Roberto Goldenberg, en representación del exdirector de la Dirección General de Territorio Marítimo y Marina Mercante (Directemar) imputado por el caso, Osvaldo Pedro Pablo Schwarzenberg Ashton, invocando la competencia para encausar a su defendido precisamente en la Región de Valparaíso y no en Los Lagos, donde en el 2016 murieron millones de salmones por algas tóxicas.

El exoficial es indagado por la Fiscalía al autorizar el vertimiento de 4.600 toneladas de pescados en descomposición al mar y que se ligaron al fenómeno de marea roja y la mortandad de fauna marina.

El documento jurídico justifica que «la dictación de un acto administrativo, es decir, decisiones formales que emiten los órganos de la administración del Estado en las cuales se contienen declaraciones de voluntad, realizadas en el ejercicio de una potestad pública, lo cual únicamente pudo efectuarse en las dependencias del edificio que sirvió de asiento a la Dirección General de Territorio Marítimo y Marina Mercante, esto es en Valparaíso».

Fiscalía

La derivación del caso relativo al vertimiento de salmones desde el Juzgado de Garantía de Ancud al de Valparaíso tuvo eco en la Fiscalía Regional de Los Lagos que buscaba formalizar la investigación en contra del retirado vicealmirante de la Directemar por la figura de «prevaricación administrativa».

Marcos Emilfork, fiscal regional, admitió que la incidencia en materia de competencia jurisdiccional resuelta por la Corte de Apelaciones significa que de aquí en adelante «continúe conociendo de esta investigación y de esta causa los tribunales de Valparaíso, razón por la cual nosotros como Fiscalía ya no tenemos competencia para seguir adelante».

A su vez, la fiscal del Sistema de Análisis Criminal y Focos Investigativos (Sacfi) del Ministerio Público de Los Lagos, Pamela Salgado, subrayó que la investigación que encabezó fue acuciosa, «ya que estábamos absolutamente convencidos precisamente del hecho de la gravedad y de ahí entonces que se solicitó la audiencia de formalización».

Pesca

Un clima de malestar generó el envío del caso por vertimiento de salmones a Valparaíso entre dirigentes de la Mesa Comunal de Marea Roja de Ancud y de las organizaciones de pescadores artesanales de Mar Brava.

Marcelo Carrasco, dirigente de la gente de mar de la última localidad, confesó que «queremos manifestar nuestro descontento, el juicio tenía que hacerse acá, los afectados estamos todos acá, el delito es de acá de Ancud y no tienen por qué procesarlo en Valparaíso».

En tanto, el presidente de la Mesa Comunal de Marea Roja, Pablo Oyarzo, rechazó la resolución judicial que despachó todos los antecedentes por el vertimiento de salmones hasta la justicia ordinaria de la capital legislativa del país.

El legislador advirtió que «si tenemos que salir a la calle para que el Gobierno sepa que estamos disconformes, que no piensen que es llegar y cambiar una cosa, ya que el ilícito se cometió acá, no es lógico que se haga el juicio en Valparaíso».

Jurista

El abogado representante de la Mesa Comunal de Marea Roja de Ancud y del sector pesquero de Mar Brava, Allen Leonard, deslizó que en el plano estrictamente jurídico este tipo de fallos no es sorpresivo.

«En los escenarios jurídicos o judiciales siempre todo es esperable, nada es certero hasta cuando la sentencia no está ejecutoriada», afirmó el jurista.

El profesional recordó que los dos abogados del exjefe de la Directemar acudieron al día siguiente -22 de noviembre- de la fallida audiencia de formalización que debió suceder en el Juzgado de Garantía en Ancud.

Leonard planteó en su momento a los dirigentes pesqueros que existía la posibilidad de hacer frente a un fallo adverso, toda vez que ya existían precedentes respecto a otros alegatos basados en la competencia de un tribunal.

A este respecto el demandante señaló que «lo más probable es que la defensa apelara a esa situación a la Corte de Apelaciones de Puerto Montt».

«Ya la corte se había pronunciado anteriormente sobre una situación similar, no los mismos delitos y no el mismo imputado, respecto a que la investigación debía ser en el Tribunal de Garantía de Valparaíso», sostuvo.

Además, Leonard enfatizó que si bien se ganó en su momento la opción de que la Fiscalía formalizara al exdirectivo de Directemar, igual existía «el justo temor de que, como (finalmente) sucedió, que la Corte de Apelaciones declarara la incompetencia del tribunal de Ancud», subrayó.

Fuente: La Estrella de Chiloé

Click to comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias de la ciudad o tema: Ancud