Síguenos en

Castro

Asaltante delató a su «colega» para ver rebajada su condena por feroz asalto en Castro Alto

¡Comparte la noticia!

Taxista sufrió la perforación de un pulmón tras ser acuchillado en Castro Alto.

La colaboración prestada en el esclarecimiento del delito, que sumó la delación del coautor del crimen, permitió a dos jóvenes ver reducida la pena que arriesgaban por un feroz asalto a un taxista en el sector alto de Castro. Incluso, uno de los delincuentes evitó una sanción tras las rejas.

Durante una corta pero no menos compleja indagatoria, que incluyó hasta la imputación de un tercero que nunca intervino en el ataque, se logró acreditar la participación de los dos sujetos en el hecho delictivo. Un ilícito que se produjo en la villa Los Presidentes y terminó con el afectado al borde de la muerte.

El autor material del delito, identificado con las iniciales J.E.C.A. (26), fue el primero en caer después de ser reconocido por el afectado en el Hospital Augusto Riffart, hasta donde llegó por sus propios medios tras recibir una certera estocada que le perforó el pulmón derecho y sufrir la sustracción de especies la madrugada del 13 de febrero pasado.

El delincuente fue formalizado por robo calificado y quedó preso, primero por una condena pendiente por un atraco en el Liceo Politécnico de Castro. Tras cumplir estos 61 días de pena siguió encarcelado por el asalto al universitario, quien manejaba un taxi para reunir fondos para sus estudios.

Tras siete meses privado de libertad, el encartado decidió cooperar con la indagatoria, dando cuenta de la identidad de quien lo acompañó para consumar este último ilícito. Un antecedente fundamental que sumó la Sección de Investigaciones Policiales (SIP) de Carabineros para capturar al otro implicado, de iniciales C.I.T.V. (21), quien también fue encausado.

Con estos medios de prueba, el fiscal Fabián Fernández, procedió a materializar un procedimiento abreviado. Explicó que se llegó a este término penal, debido a que «ambos imputados colaboraron en la causa, declarando sobre la dinámica de los hechos y aceptaron su responsabilidad».

De esta forma, ambos jóvenes fueron condenados como autores del delito de robo con violencia con resultado de lesiones graves.

La magistrada Alejandra Varas en esta audiencia realizada en los últimos días en el Juzgado de Garantía castreño sentenció a 5 años y un día de presidio efectivo al mayor de los acusados, mientras que el otro recibió una pena de 3 años y un día de libertad vigilada intensiva.

Las sanciones fueron valoradas por el persecutor indicando que «se ajustan a derecho», considerando la rebaja en un grado por su cooperación. Y en el caso del menor de los sentenciados lo favoreció la irreprochable conducta anterior para eludir los barrotes.

En la arista contraria, pero también destacando esta forma de conclusión de la causa, el defensor Nelson Troncoso, quien representó al primer detenido, sostuvo una «valoración positiva porque (mi cliente) arriesgaba una pena que partía de los 10 años de presidio y la pretensión acusatoria podía ser superior a 15 años», en especial considerando que el sujeto tiene un abultado prontuario delictual.

Justicia

Pese a esta rebaja que lograron los delincuentes, la víctima del delito resaltó que se llegara a una condena por el asalto que sufrió.

El joven de iniciales C.B.K. (22) señaló que «no me esperaba esta pena», la cual calificó como positiva. Explicó que «lo que buscaba era justicia, que al menos el autor material no saliera libre».

Asimismo, el estudiante destacó el trabajo realizado por la SIP que recabó los antecedentes que sustentaron la investigación, junto a la confesión de los delincuentes.

La pesadilla

El taxista recordó el ataque que sufrió pasadas las 5.30 horas del 13 de febrero de este año, mientras realizaba un servicio de encargo. «Al entregar las cosas que me pidieron, el tipo sentado en el copiloto me insultó y amenazó. Después me dijo que entregara las cosas de valor y se abalanza a revisarme. Ahí me apuñala», aclaró. Además, el joven indicó que el otro imputado «estaba afuera del auto, a la altura de su compañero». Agregó que tras sufrir la sustracción de un celular y 25 mil pesos, decidió irse al hospital. «Los tipos incluso le estaban pegando al auto, por lo que me fui rápido», señaló, recalcando que resultó por este ataque con un neumotórax derecho, por lo cual estuvo internado una semana en el Augusto Riffart y otros 7 días en el Hospital Base de Puerto Montt.

Click to comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias de la ciudad o tema: Castro