Síguenos en

Variadas

Mormones y bahá’ís potencian como focos turísticos sus templos en Chile

¡Comparte la noticia!

Hace más de 2 años fue inaugurado en la precordillera de Santiago el Templo Bahaí, transformándose en destino turísticos obligado de la capital. Asimismo, el mes pasado la Iglesia Mormona abrió las puertas de su Templo de Concepción al público, que en masa ha llegado hasta el lugar para maravillarse con su infraestructura y finas terminaciones.

El templo de adoración de la Fe Bahaí -o Bahá’í- se ubica en el faldeo de un cerro, a más de mil metros de altura en el sector oriente de Peñalolén y, desde octubre de 2016 a la fecha, ha recibido de martes a domingo la visita de miles de personas, convirtiéndose en un foco turístico importante para la región Metropolitana.

La entrada hacia la Casa de Adoración Bahá’í de Sudamérica, su nombre oficial, está ubicada en Diagonal Las Torres Nº 2000, Peñalolén. Punto hasta donde se puede llegar en transporte público para luego emprender una caminata de unos 30 minutos hasta el templo mismo. Eso sí, está la opción de tomar taxis hasta la cima que se ubican justo en la entrada al recinto.

Al llegar hasta el lugar es posible encontrarse con una panorámica impresionante de la región Metropolitana, que sumado a la arquitectura en forma de capullo del templo y sus cuidados jardines producen una mezcla perfecta, que se convierte así en un imperdible de la capital.

Templo de Concepción de la Iglesia Mormona

El templo en Concepción que pertenece a la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, -nombre oficial de la fe mormona-, está ubicado en el sector Pedro de Valdivia de la ciudad penquista y fue abierto al público desde 15 de septiembre hasta el pasado 13 de octubre.

En los 29 días que mantuvo sus puertas abiertas, recibió la visita de más de 83 mil personas según confirmó Helgi Hukdhs, director asistente de Asuntos Públicos Área Sudamérica Sur de la iglesia fundada por Joseph Smith.

Este domingo 28, el Templo de Concepción recibirá la visita del presidente de la Iglesia Mormona a nivel mundial, Rusell M. Nelson, quien “dedicará” el templo, lo que significa que el lugar quedará “consagrado completamente para Dios, porque para nosotros es la Casa de Dios”, según explicó Helgi Hudkdhs, agregando que ahora “solamente podrán entrar al templo miembros de la iglesia que cumplan con ciertos requisitos de conducta y conocimiento”,

Si bien el templo cerró sus puertas, desde la institución confirmaron que los jardines y espacios que rodean a la construcción, ubicados dentro del recinto, seguirán abiertos de forma definitiva para que la comunidad “los recorra y los disfrute”.

Ambos templos, en diferente medida, se han potenciado como verdaderos focos turísticos en las ciudades de Santiago y Concepción, permitiendo por medio de la belleza de sus construcciones atraer la visita de miles de personas, incluso de otros países.

Fuente: Bío-Bío

Click to comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias de la ciudad o tema: Variadas