Síguenos en

Variadas

Masiva evacuación marcó el simulacro en la provincia

¡Comparte la noticia!

49 mil 425 personas se movilizaron en el Archipiélago como parte del ejercicio que buscó medir la reacción frente a un terremoto y maremoto. Las comunicaciones presentaron la mayor complejidad durante el proceso.

A las 10.52 horas, tanto las sirenas de Bomberos como algunas de las empresas celulares comenzaron a dar la alarma para el inicio del simulacro de terremoto y maremoto en la provincia, con la excepción de Dalcahue que no se sumó debido al incendio que sufrió el miércoles el edificio municipal.

Siguiendo con los protocolos establecidos, distintas instituciones salieron a las calles para velar por la evacuación de las personas que se encontraban en zonas de riesgo tanto en las áreas urbanas como rurales.

Si bien tras el ejercicio corresponde un balance acabado de cada una de las áreas que se medirían con el simulacro, un primer análisis da cuenta que las mayores complicaciones se centraron en el tema de las comunicaciones y en los colapsos viales. Esto último principalmente en ciudades como Ancud y Castro.

De acuerdo a los datos entregados por el gobernador Fernando Bórquez, en el simulacro fueron evacuadas 49 mil 425 personas, considerando a las nueve comunas que se sumaron a esta actividad, incluyendo a establecimientos educacionales, recinto de salud y empresas que se ubican en zona de riesgos de inundación.

A las 11.38 terminó el simulacro, lo que también fue informado por medio de mensajes de texto en los celulares, tras lo que las personas comenzaron a retomar la normalidad.

En Ancud el número de vecinos movilizados fue 11 mil 748 (ver nota pág. 5), mientras que en Castro se sumaron a este ejercicio 19 mil 646 y otras 12 mil 499 en Quellón. Además, en Quemchi participaron 721 personas; en Curaco de Vélez, 870; en Quinchao, 2 mil 337; en Chonchi, 160, sobre todo en la zona de Cucao, además de otras mil 278 en Queilen y 166 en Puqueldón.

Positivo el simulacro

Como «positivo» calificó el simulacro el gobernador, valorando la participación de la comunidad que se hizo parte de esta actividad.

«Casi 50 mil personas se estuvieron movilizando en este simulacro, quiero agradecer a la comunidad por entender que queríamos hacer este ejercicio lo más real posible, sobre todo desde el punto de vista si tenemos una emergencia, estemos preparados», afirmó el representante del Ejecutivo en la provincia.

Junto con ello, Bórquez comentó que Chiloé fue a nivel regional la zona que movilizó a la mayor cantidad de gente en este ejercicio que estaba centrado en las comunas con bordes costeros de Los Lagos.

«Todas las comunas de la provincia iban a participar del simulacro, pero fueron nueve porque tuvimos el inconveniente del incendio en Dalcahue, pero sabíamos que íbamos a estar en el porcentaje de más personas evacuadas», mencionó la misma fuente.

Igualmente, el político manifestó que durante el ejercicio se suspendieron las pasadas de los transbordadores en los canales Chacao, Dalcahue y Lemuy, cruces que se reanudaron una vez terminada la evacuación preventiva.

A su vez, Carlos Uribe, encargado de Emergencia de Puqueldón, manifestó que la actividad se desarrolló de acuerdo a lo programado, ya que considera medir tiempos de respuestas y evaluar las debilidades.

La Información

«En Puqueldón, las localidades que participaron fueron Liucura y Aldachildo y si bien la evaluación no es completa, pero sí hemos percibido una debilidad de comunicaciones con Liucura y tuvimos que hacer una especie de puente para salir de forma fluida con la información», argumentó el funcionario municipal.

Por su parte, Enrique Cárcamo, jefe de la Oficina de Emergencia de Quellón, sostuvo que «cuando se nos consultó en un principio estimábamos una participación de 5 mil personas, pero se siguió trabajando, se hizo un trabajo con las empresas y prácticamente se sumaron todas las plantas salmoneras».

Además, expuso que en total participaron 12 mil 499 personas y de ellas 10 mil 655 fueron evacuadas de zonas de inundación y otras mil 844 estaban en áreas seguras, pero se sumaron simulando un terremoto.

Una de las instituciones que se sumó al ejercicio fue Salud, entidad que también evaluó sus propias acciones de contingencia, considerando que uno de los hospitales se encuentra bajo la cota de seguridad. Se trata del recinto de Achao, del que fueron evacuadas 30 personas, entre funcionarios y pacientes.

Del mismo modo, en el Augusto Riffart, establecimiento asistencial base de la provincia y emplazado en Castro, se simuló un supuesto derrumbe estructural, lo que también obligó a movilizar a pacientes y trabajadores, totalizando 108 personas.

Fuente: La Estrella de Chiloé

Click to comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias de la ciudad o tema: Variadas