Síguenos en

Nacional

Grueso error de Carabineros en Parricidio de San Bernardo

¡Comparte la noticia!

Dan de baja a tres Carabineros por no haber cumplido orden del Tribunal de Familia de retirar a las niñas de la casa del padre.

Los carabineros no cumplieron la orden del tribunal de familia que estableció que las dos niñas fueran retiradas del domicilio donde vivían con su padre y que se fueran con su madre. Al día siguiente fueron asesinadas.

Carabineros dio de baja a tres funcionarios de la institución por cometer «graves errores procedimentales» y «omisión de información» en el caso de un supuesto doble parricidio ocurrido en la población El Manzano, en la comuna de San Bernardo.

El hecho, que se encuentra en plena investigación, ocurrió el martes 13 de abril, cuando dos niñas de 4 y 11 años, y un hombre de 41, identificado como Luciano Jaque Araneda, fueron hallados muertos en el living de su vivienda.

Según información de la Brigada de Homicidios de la PDI, que indaga el crimen, todo indica que el progenitor asesinó con un revolver a las dos niñas y luego se suicidó.

No se cumplió la orden

Aunque en un principio, el fiscal a cargo de la investigación, Pablo Sabaj, desde la cuenta de la Fiscalía Occidente Metropolitana, descartó la existencia de causas por violencia intrafamiliar, se pudo conocer que si existió dicha denuncia, derivada por violencia psicológica, la cual fue ingresada por la madre

De hecho, el lunes 12 de abril (día anterior al crimen), un tribunal de familia ordenó que las dos niñas fueran retiradas del domicilio para que se fueran con su madre. La diligencia fue encargada a la 62º Comisaría de San Bernardo.

Sin embargo, funcionarios de dicha unidad indicaron que el hogar de las niñas con su padre correspondía a la jurisdicción de la 14º Comisaría de la comuna, por lo que personal de ambos recintos fueron al lugar.

Allí, la madre y el padre de las niñas se trenzaron en una discusión y finalmente todos fueron llevados a una de las unidades policiales. Finalmente la mujer desistió de tener la tuición de las niñas y no continuar con su denuncia, de acuerdo a la información del tribunal, consignó T13.Cl.

Por su parte, los uniformados omitieron la orden judicial y dejaron a las menores en la vivienda y con su padre.

Al otro día, el mismo en que ocurrió el crimen, Luciano Jaque Araneda se dirigió durante la mañana hasta la 14º Comisaría y presentó una denuncia contra la madre por abandono de hogar. Luego, esa noche, habría cometido el doble parricidio.

Omisión de información

Carabineros revisó los hechos ocurridos antes de los asesinatos y encontró que hubo omisión de información importante en las actas respecto de los sucesos, esto en ambas comisarías.

Según reseñó Radio Bío Bío, existe un parte (número 169) enviado por Carabineros al tribunal de familia donde se le informa que no se dio el cúmplase de la orden ya que la madre se desistió de la tuición de las niñas.

El problema radica en que a pesar de la declaración de la madre, los carabineros debieron haber cumplido la orden judicial de sacar a las niñas del hogar, por lo que fueron dados de baja.

«En forma inmediata, y debido a controles internos, se detectaron errores procedimentales graves en una denuncia de violencia intrafamiliar acogida el lunes 12 de abril, por lo que la institución dispuso la instrucción de un sumario administrativo, determinándose las más altas medidas y sanciones disciplinarias para el personal que tuvo directa participación en el procedimiento», confirmó el vocero general inspector Marcelo Araya, jefe de Zona Metropolitana.

«De igual forma, y dada la gravedad de los hechos, todos los antecedentes complementarios fueron puestos en conocimiento del Ministerio Público«, subrayó.

Más noticias de la ciudad o tema: Nacional