Síguenos en

Chiloé

QUELLÓN: Vecino fue a comprar y termina muerto tras colisión múltiple en el sector Coinco.

¡Comparte la noticia!

Formalizado por cuasidelito de homicidio y con cautelares en el medio libre quedó ayer un joven sindicado como el responsable de un múltiple siniestro vial en Coinco, comuna de Quellón, el cual dejó una persona muerta. Una nueva tragedia en este sector, lo que generó preocupación en la comunidad local que exige intervenciones en la carretera para evitar otros hechos similares.

Como José Guido Huirimilla Garcés (59) fue identificado el poblador fallecido, cuyo auto fue impactado por alcance en los momentos que intentaba una maniobra de viraje para retornar a su hogar, tras ir a comprar pan. Una simple tarea que se transformó en desgracia y que elevó a 19 los decesos por accidentes vehiculares en la provincia durante este año.

La colisión se produjo pasadas las 19 horas del martes, a la altura del kilómetro 1.260 de la Ruta 5 Sur. El móvil fue impactado en la parte trasera por una camioneta guiada por el sujeto de iniciales F. A. C. C. (27), quien viajaba con su pareja. Por proyección, además, el primer vehículo chocó a otro que estaba estacionado.

Hasta el sitio del suceso se constituyeron los equipos de emergencia que concentraron sus labores en el conductor del auto. Como especificó el primer comandante de Bomberos de Quellón, Mario San Martín, efectivos de la Primera y Quinta compañías locales -al mando del capitán Esteban Cárcamo- realizaron las maniobras.

«Al llegar se confirma la presencia de un lesionado fuera del vehículo, en paro cardiorrespiratorio. Se trabajó en la seguridad del lugar y en la reanimación del paciente, junto a personal del SAMU», aclaró el oficial, señalando que en ese momento se trataba de tres heridos.

Sin embargo, como especificó el jefe provincial del Servicio de Atención Médica de Urgencia, Gonzalo Baeza, el estado de Huirimilla Garcés era de suma gravedad.

«El paciente cayó en paro cardiorrespiratorio, se reanimó en el lugar y después fue derivado al Hospital de Quellón», explicó el kinesiólogo.

Todas la labores para estabilizar al isleño se extremaron en el centro asistencial porteño, pero ante la seriedad de su condición se resolvió remitirlo al Augusto Riffart de Castro.

Así lo indicó el mayor Iván Ulloa, titular de la Sexta Comisaría de Carabineros local que abordó el procedimiento y realizó todo el seguimiento del caso. Agregó que «la víctima falleció alrededor de las 23.30 horas tras lo cual se determinó la detención del imputado», para lo cual se materializó una orden verbal solicitada por el Ministerio Público.

SIAT

Clave para sustentar la aprehensión fue el informe preliminar elaborado por la Sección Investigadora de Accidentes de Tránsito (SIAT) de Chiloé que desarrolló los peritajes en el sector a contar de las 21 horas de esa misma jornada. Sus primeras conclusiones otorgan responsabilidad negligente al joven que guiaba la camioneta.

Dentro de las diligencias efectuadas, como detalló la jefa de esta unidad especializada, María Fernanda Aspe, se incluyeron «los levantamientos planimétricos, las fijaciones a los vehículos, peritaje técnico-mecánico a los móviles intervinientes que fueron dos participantes activos en la colisión por alcance, y un tercero afectado por proyección».

La oficial recalcó que para este miércoles estaban contempladas otras pesquisas, como empadronamiento de testigos, la verificación del diseño vial donde ocurrió el siniestro y el eventual levantamiento de imágenes si existen cámaras de seguridad en el lugar.

Todo este cúmulo de información fue entregado a la fiscal (s) de Quellón, Paulina Otero, quien puntualizó que la causa basal de la tragedia sería que el joven que guiaba la camioneta no estaba atento a las condiciones del tránsito ni circulaba a una velocidad razonable y prudente.

De esta forma, el encartado fue puesto a disposición de la justicia, después de constatar lesiones leves -al igual que su pareja- en el Hospital de Quellón, donde también fue sometido a la alcoholemia de rigor. Mientras que el Intoxilyzer marcó 0,11 gramos de alcohol por litro de sangre en la prueba respiratoria que le realizó Carabineros.

Con estas pruebas, la persecutora encausó al imputado por el delito culposo de homicidio, aunque recalcó que espera por los informes posteriores de lesiones de parte del Servicio Médico Legal, como también el resultado de la alcoholemia, lo cual podría derivar en una eventual reformalización.

En la misma audiencia remota, la abogada solicitó la prisión preventiva para el detenido, al estimar que su libertad constituye un peligro para la seguridad de la sociedad.

«Invocamos esta necesidad de cautela porque el joven no tiene licencia de conducir, que es el antecedente más reprochable de su conducta. Esto se suma a la negligencia en su conducción, por lo tanto no tenía las competencias necesarias para manejar, lo que consideramos que detonó el origen del accidente, lo que también fue refrendado por el informe de la SIAT», acotó la jurista.

DEFENSA

La solicitud contó con la oposición del defensor Rodrigo Zamorano, quien junto con señalar que su representado tiene irreprochable conducta anterior y está colaborando en la causa, remarcó que el ilícito por el cual fue formalizado tiene baja penalidad.

«Tiene una pena máxima este delito de 3 años de presidio, por lo que ante una eventual condena puede cumplir con una remisión condicional. Por ello, privarlo de libertad es desproporcionado», dijo el profesional.

Según estas alegaciones, el magistrado Pablo Farfán decretó solamente la precautoria de firma mensual para el encartado.

Más noticias de la ciudad o tema: Chiloé