Síguenos en

Variadas

En Chiloé profesionales entregan prácticas recomendaciones en el día internacional de la prevención del suicidio

¡Comparte la noticia!

El suicidio, es un problema de salud pública que puede prevenirse. Así lo dieron a conocer esta mañana el Jefe de la Oficina Provincial Chiloé de la Seremi de Salud, Cristián Araneda, el Jefe del Departamento Provincial de Educación, Pedro Andrade, el Jefe de Gabinete de la Gobernación Provincial, Rodrigo Meisenbichler, el Sub Director Médico del Servicio de Salud Chiloé, Dr. Luis Ferrada y la Coordinadora de la Red Asistencial del Servicio de Salud Chiloé, la Psiquiatra, Dra. Jacqueline Sánchez, aseguraron que la prevención del suicidio es tarea de todos y que lo importante es estar alertas para detectar, prevenir y frenar esta epidemia que tan fuertemente ataca la sociedad.

Cada año, aproximadamente un millón de personas se suicidan en el mundo y, al igual que en muchos países, en Chile es una de las cinco primeras causas de mortalidad en la franja de edad entre 15 a 19 años. Estas cifras resultan sorprendentes al considerar las estimaciones que por cada muerte por suicidio se producen entre 10 o 20 intentos.

En la mayoría de los países existe una tendencia al aumento de las tasas de mortalidad por suicidio en adultos jóvenes de ambos sexos, e incluso en niños y adolescentes.

Por ello el Jefe de Gabinete de la Gobernación provincial de Chiloé, Rodrigo Meisenbichler, manifestó el compromiso del gobierno para trabajar en la prevención del suicidio:

“Lo importante es terminar con los mitos y conocer las realidades y como todos podemos ayudar desde nuestras distintas áreas de responsabilidad”.

Al respecto el Jefe de la Oficina Provincial Chiloé de la Seremi de Salud, Cristián Araneda, explicó que: “Como Ministerio, estamos enfocados en la prevención, por ello tal como dice el slogan de esta campaña, “Trabajemos Juntos en la Prevención del Suicidio”. Lo importante es que todos los actores, tanto organismos públicos como la sociedad civil, tengan acciones para prevenir descartando mitos respecto del suicidio”.

Romina Navarro, transeúnte de 19 años que recibió el folleto informativo de prevención, no dudó en destacar la iniciativa:

“Estas cosas son realmente importantes. En mi vida he tenido muchos amigos que se suicidaron en el transcurso de la educación media cuando éramos chicos. Siento que es muy importante ir a los liceos a fomentar el amor propio”.

Por su parte, el Jefe del Departamento Provincial de Educación, Pedro Andrade, explicó que están muy atentos a nivel educacional para prevenir los suicidios:

“Nosotros como Ministerio de Educación, en los establecimientos educacionales, prestamos apoyo a través de nuestros equipos técnicos, entregando información preventiva para no tener que lamentar un suicidio…Para ello contamos con el apoyo de nuestros docentes, de los asistentes de la educación, padres y apoderados, centros de alumnos, la idea es tener una comunidad bien organizada, tener una comunidad informada que sepa de los problemas que enfrentamos como sociedad”.

En Chile, el año 2008 presentó la mayor tasa de suicidio en el país, alcanzando 12,9 por 100.000 habitantes, para descender posteriormente en forma progresiva llegando a 9,9 por 100.000 habitantes el año 2013. Al año 2015 se observó un leve aumento llegando a una tasa de 10,2 por 100.000 habitantes

En el grupo de adolescentes entre 10 a 14 años, la tasa de suicidios aumentó de 0,96 el año 2000 a 2,15 el año 2008, para luego descender a 1,7 el año 2015. Del mismo modo, en el grupo de 15 a 19 años, la tasa de suicidio aumentó de 8,6 a 12,9 en el mismo periodo para posteriormente descender en el año 2015 a 8,1 por 100.000 adolescentes.

El grupo de personas de 65 años y más presenta las más altas tasas de mortalidad por suicidio, aumentando de 22,0 por 100.000 el año 2000, a 23,3 el año 2008, para luego descender a 18,5 el año 2012 y luego nuevamente subir hasta 20,1 el año 2015.

Es importante resaltar que las tasas de suicidio muestran una gran variación de una región a otra en el país lo cual estaría reflejando la importancia de los factores sociales y de otros elementos ambientales en la conducta suicida. El grupo de personas de 65 y más años es el que presenta las más marcadas diferencias regionales en la mortalidad por suicidio.

Preocupa especialmente en nuestro país el elevado número de adolescentes e incluso niños que no logran ver otra salida a su sufrimiento que no sea la muerte. Pero no podemos olvidar que, detrás de las estadísticas, hay seres humanos que han perdido la esperanza, que se sienten solos aun cuando estén rodeados de gente, que no poseen las herramientas necesarias para desenvolverse en un mundo individualista y competitivo.

Las tasas de mortalidad por suicidio están en aumento, tanto es así que la Organización Mundial para la Salud, estima que en el 2020 las víctimas podrían ascender a 1,5 millones al año.

Por ello el Servicio de Salud Chiloé, en conjunto con la Oficina Provincial de la Seremi de Salud, la provincial de Educación y la Gobernación llamaron a toda la comunidad a hacerse parte de esta causa que busca evitar la muerte.

En la oportunidad la psiquiatra, Dra. Jacqueline Sánchez, referente en el Servicio de Salud Chiloé, explicó que, aunque para muchos las razones de los suicidas pudieran parecer triviales, lo cierto es que obedecen a diversas situaciones como dificultades económicas, laborales, problemas familiares, la jubilación y la mala salud…entre otras razones, que no permiten que la persona vea salida convirtiéndose en factores de riesgo.

Aunque el suicidio pudiera parecer una salida a los problemas. Es esa sensación de creer que no podrá soportar el sufrimiento, lo que aumentan los pensamientos suicidas, dada la profunda crisis de dolor psíquico a la que se enfrentan.

Esta problemática sólo en la última década da cuenta de un aumento progresivo en la tasa de suicidio en adolescentes.

En el Mundo, explicó la psiquiatra Dra. Jacqueline Sánchez, mueren a causa del suicidio 1 millón de personas, y en Chile hay en promedio un suicidio cada 4 horas, o sea 5 o 6 personas fallecen por esta causa diariamente.

Diversos estudios indican que las mujeres son dos o tres veces más proclives que el hombre a los intentos de quitarse la vida, pero los hombres tienen cuatro veces más probabilidades de consumar el suicidio.

De qué manera ayudar

La psiquiatra Jacqueline Sánchez, fue enfática en señalar que los suicidas NO siempre quieren morir: “las personas en esta situación lo que buscan es dejar de sufrir”.

El llamado es a: Animar a pedir ayuda, a superar la crisis suicida.

Hablar con un adulto responsable, por más desesperada que parezca la situación, confírmale que las cosas cambiarán con el tiempo.

El suicidio en el caso de los jóvenes se ha vuelto un tema preocupante, por ello le entregamos algunos síntomas que le pueden ayudar a reconocer a quien está pensando en quitarse la vida.

▪ comienza a aislarse de la familia y los amigos

▪ presenta alteraciones en el apetito y el sueño

▪ verá pérdida de interés en las actividades que antes disfrutaba

▪ presentará cambios pronunciados en la personalidad

▪ tal vez detecte abuso de drogas o alcohol

▪ regala sus objetos valiosos

▪ habla de la muerte y se interesa por temas relacionados con ella

Tenga en cuenta que en la mayoría de los casos los pensamientos suicidas están asociados a factores importantes de identificar: antecedentes familiares de suicidio, intentos suicidas previos, uso de alcohol y drogas, disponibilidad de medios letales y enfermedades mentales.

La Dra. Sánchez, explicó que este tipo de enfermedades pueden afectar a cualquier persona, lo importante es saber que tienen tratamiento y que está en nuestras manos poder ayudar a quienes se sienten afectados.

“La depresión es como un agujero profundo del que salir solo es muy difícil, pero con el apoyo de alguien de seguro lo logrará. Por ello la importancia de buscar ayuda con un profesional de la salud que pueda atender trastornos emocionales como la depresión. Lo importante es hacerle saber a la persona que no está solo en esto”

GES

Patologías de salud mental como esquizofrenia, depresión, trastorno bipolar y consumo perjudicial de alcohol y drogas que cumplan con algunos requisitos, están garantizados en las Garantías explicitas de salud (GES).

Si tú o alguna de las personas de tu grupo familiar pertenece a Fonasa o a una Isapre y presenta una enfermedad incluida en el GES, puedes acogerte a sus garantías y derechos, para realizar el tratamiento de salud adecuado con el apoyo financiero y en los plazos que indica la ley.

Evitar el suicidio es tarea de todos. Por ello escucha, acoge, acompaña, lo importante es saber que todos podemos evitar el suicidio.

Capacitación

Para contar con mayores herramientas de detección se han realizado más de 20 capacitaciones al personal de salud de la red asistencial y a funcionarios de otras instituciones como SENDA, Bomberos, Químicos Farmacéuticos, SENAME, GENCHI, PDI, Red Universidades, en los últimos cuatro años, en total más de 300 funcionarios de salud has sido capacitados y 100 funcionarios y estudiantes de red Universitaria capacitados en los últimos 2 años de implementación.

Cabe recordar que todas las SEREMI de Salud del país trabajan con el Programa de Asistencia Remota en Salud, realizando rescate y seguimiento de todas las notificaciones de personas en riesgo suicida que llaman al fono de Salud Responde 6003607777. Llamada gratuita o es posible solicitar un llamado de vuelta.

Click to comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias de la ciudad o tema: Variadas