Síguenos en

Nacional

Uso de excedentes de las Isapres: Cámara de Diputados deberá revisar cambio realizado por senadores

¡Comparte la noticia!

En el debate dado en la sesión ordinaria de ayer, los congresistas apuntaron a terminar con los abusos de las Isapres agilizando la tramitación del proyecto que las reforma; y la modestia de esta norma que regula algo que debería ser básico: entregar información.

Con 37 votos a favor y una abstención la Sala despachó a la Cámara Baja el proyecto que modifica el decreto con fuerza de ley N°1, de 2005, del Ministerio de Salud, en materia de consulta, administración y uso, por parte del afiliado, de los excedentes de cotización en Isapres.

Ahora los diputados deberán analizar los cambios introducidos por los senadores. Si éstos se aprueban, la iniciativa se convierte en ley; y de lo contrario, debería conformarse una Comisión Mixta. Dado el amplio respaldo que tiene la idea de transparentar la información a los usuarios de las Isapres, se avizora que el texto no tendrá mayor tramitación.

PROYECTO

La norma en segundo trámite, consta de un artículo único que establece que las Isapres deben adecuar sus sistemas -tanto informáticos como de información-, de manera que los afiliados puedan libremente y de manera automática en línea, decidir en qué ocupar sus excedentes.

En concreto, la Comisión de Salud al revisar la propuesta, agregó al texto despachado en la Cámara Baja que “si el afiliado no utiliza los excedentes dentro del año calendario, a final del periodo, la Isapre debe depositarle su dinero en su cuenta corriente, o en su defecto pagarla a través de un cheque”. Eso significa que la persona podría usar ese dinero para lo que estime conveniente.

Cabe consignar que se entiende como excedente, un monto de dinero a favor de la persona afiliada a una Isapre, que se genera cuando la cotización obligatoria del 7% para salud supera el valor del plan contratado. Por ejemplo, si el 7% corresponde a 4 Unidades de Fomento (UF) y el valor del plan es de 3,8 UF, se produce un excedente de 0,2 UF.

Los excedentes se reajustan de acuerdo con la variación del Índice de Precios al Consumidor (IPC) y no se pueden devolver en forma de dinero, por ello pueden ser usados para:

  • Pagar cotizaciones en caso de cesantía
  • Cancelar un bono de atención médica
  • Financiar prestaciones de salud que no cubre el plan contratado
  • Pagar cuotas de un préstamo de salud otorgado por una Isapre
  • Cubrir cotizaciones adicionales de salud
  • Financiar un plan de salud, mientras tramita la pensión de vejez
  • Comprar medicamentos en farmacias asociadas

Se apuntó terminar con los abusos de las Isapres agilizando la tramitación del proyecto que las reforma; y la modestia de esta norma que regula algo que debería ser básico: entregar información.

Dando inicio a la discusión, el senador Quinteros valoró que algunas Isapres ya estén devolviendo sus excedentes a sus afiliados, depositándolos en sus cuentas corrientes. “Se busca aplicar un sistema online, de manera que cualquier usuario de una Isapre pueda verificar sus excedentes pensando en que él es propietario de su cotización”, explicó recordando que “el tema surgió el 2017 cuando se canceló el registro de la Isapre MásVida, cuyos pacientes intentaron obtener sus dineros, pero no había claridad cómo hacerlo”.

En la misma línea, la senadora Goic recordó que estos fondos son propiedad del cotizante pero solo se pueden usar en determinados casos. “Lo que hacía la moción originalmente era garantizar la transparencia de la información respecto a los excedentes. Para hacer uso de estos dineros, algunas Isapres tienen convenio con ciertas farmacias, pero no nos parece que la persona esté amarrada a un convenio puntual. Queremos que exista libertad de elección. En el Senado incorporamos que si el afiliado no usa esas platas en un año, se le devuelva”, resumió.

Para el senador Chahuán, lo importante es que “desde ahora, las personas podrán decidir qué hacer con sus dineros cuando no los hayan usado en un año. Acordamos que se garantice que los excedentes son de propiedad del afiliado. Se trata de una norma simple pero importante para todos los chilenos que cotizan en  el sistema privado de salud”.

La senadora Provoste valoró la norma. “Somos capaces de reconocer que la propiedad de los dineros, es de las personas que los cotizaron. Hay millones de pesos que no se han cobrado y por eso debe establecerse un mecanismo para que las personas recuperen sus recursos. A cada afiliado le correspondería 75 mil pesos en promedio. Nos gustaría una reforma más profunda, de manera que siempre se haga la devolución en dinero y se pueda usar en lo que uno estime conveniente. Las Isapres informan cuando les conviene”, describió.

La senadora Rincón calificó la norma como insólita, porque “las administradoras del seguro de salud común deberían poner a disposición de sus clientes estos recursos, siempre, sin una ley de por medio. El 7 de noviembre del 2017, MásVida pasó a ser administrada por la Superintendencia de Salud, y en ese momento figuraban 25 millones de dólares en excedentes. Hoy se busca compeler a quienes administran estos dineros para que los devuelvan a sus dueños. Este proyecto debería centrarse en la gestión de las empresas. No es posible ir al caso a caso para determinar sus irregularidades”.

“Hay una absoluta integración vertical en salud. Algunas Isapres que partieron siendo eso, hoy tienen hospitales y eso genera conflictos de interés. Las Isapres tienen muchos planes y es difícil entender. Cuando hay excedentes no siempre se pueden recuperar esos fondos. Este proyecto es limitado pero necesario”, planteó  el senador Letelier preguntando a los integrantes de la Comisión de Salud, “¿cómo estaremos seguros que esa información que se nos entregará será verdadera?”.

El senador Girardi coincidió con sus colegas respecto a que esta propuesta “es marginal”. Insistió en que “la salud es un bien público. Eso no implica que no pueda ser administrada por un privado. Lo importante es entender que es un bien público. No es aceptable que las Isapres pidan una declaración de salud. Por ahí se dijo que no se podían dar el lujo de atender enfermos. Hemos llegado a un punto donde las Isapres le hacen mal a Chile. Los incentivos están mal puestos y se requieren estándares mínimos”.

La senadora Allende reconoció que “se hace justicia con los afiliados de las Isapres. No se puede votar en contra de esta propuesta. Todos sabemos que las Isapres presentan información difícil de entender. Todo lo que dice relación con los beneficios y deberes para con los afiliados, son engorrosos. Los usuarios son sujetos pasivos porque no se le entrega información a su favor. Solo se les dice qué deben pagar y cada cuánto tiempo deben pagar aún más”.

El senador Guillier recordó que los dineros de MásVida eran inembargables y quedó en evidencia la poca claridad que existe para recuperar los dineros que son legítimos. “Lo que acá se hace es establecer un principio. Aquellos recursos que no se han recuperado en un año, deberán ser de libre disposición. Quiero destacar que a marzo de este año hay más de un millón de personas que tienen excedentes, lo que se cuantifica en 90 mil millones de pesos”, mencionó.

“El sistema de Isapres parecía un buen modelo, pero en la práctica ha sido nefasto. Se pierde el sentido de estas instituciones que deben ligarse con la seguridad social. Acá se busca que se disponga de manera libre y simple (por internet) la información de los excedentes. Cualquier cotizante debería entrar a una plataforma y enterarse si tiene excedentes, en qué puede usarlos y en qué plazos. Ahora si pasa un año, esos dineros deben estar en su cuenta personal para ser dispuestos a su gusto”, resumió el senador Araya anunciando su voto a favor.

Enfático fue el senador Moreira al manifestar que “veo un nivel de hipocresía total. Aquí se intenta demonizar a las Isapres. Se ha dicho que son lo peor del mundo, que le hacen daño a la salud. Todos los senadores acá presentes, salvo los legisladores Navarro y Latorre, están en una Isapre. Ellas han cumplido un objetivo fundamental para un grupo importante de chilenos. Claro que hay abusos pero en 20 años no se hizo nada por corregirlos”.

El senador Latorre abordó la idea matriz de disponer libremente de los excedentes. “Creo que se intentan regular los abusos de las Isapres, pero el debate central es como superar la lógica de los seguros individuales en vez de seguros colectivos de salud, donde todos cotizamos nuestro 7% y ayudamos a los que más requieren prestaciones. La privatización de la salud debería tener un nuevo contrato social considerando un financiamiento solidario complementado con impuestos generales”, expresó.

“Quiero hablar de la dictadura de las Isapres”. Con esa frase comenzó el senador Navarro su intervención. “Si acá debemos legislar para que se nos entregue información, es que estamos muy mal. Esto es un derecho básico. También quiero aclarar que estos fondos no son de libre disposición. No hay que engañar a los afiliados. En las Isapres hay lucro, en Fonasa hay solidaridad. Espero que podamos discutir pronto la reforma a ambos sistemas”, argumentó.

 

Más noticias de la ciudad o tema: Nacional