Síguenos en

Quemchi

Exitoso tratamiento de trombólisis evita secuelas en paciente Quemchina

¡Comparte la noticia!

 Gracias a coordinación  entre el Servicio Salud Chiloé, SAMU, APS y Hospital de Castro la paciente de 54 años que sufrió un accidente cerebrovascular en curso, fue trasladada hasta el centro asistencial de Castro, recibiendo atención oportuna.

Gracias a la oportuna acción de los equipos de la Red Asistencial de la Provincia de Chiloé, una paciente quemchina de 54 años salvó sin complicaciones de un infarto  cerebrovascular.

La paciente fue evaluada en primera instancia por APS de Quemchi, derivada al Hospital de Castro y tratada  como candidata para el procedimiento de la trombólisis.

A través del tratamiento de la trombólisis intravenosa, práctica que se ejecuta en el Hospitales de Castro y Ancud,  la mujer llegó en el llamado tiempo de ventana que es antes de cumplirse las cuatro horas y media de iniciado los síntomas.

El Dr. Jonathan Zúñiga, del Servicio de Atención Médica de Urgencia SAMU Chiloé indicó que lo primordial es estabilizar al paciente y también ganar tiempo. “Si bien la derivación de la paciente era el hospital de Ancud, fue derivada directamente a Castro donde se evalúa, llega dentro de periodo de ventana y se realiza una trombólisis que fue exitosa en ella, todo gracias al trabajo que parte desde la evaluación que realizó el Servicio de Urgencia Rural de Quemchi y haber tenido un nuevo mapa de derivación”.

El mapa de derivación en específico para esta patología es dirigido a los denominados códigos ACV que es cuando el paciente comienza a hablar dificultoso e imposibilitado de mover la mitad del cuerpo; ante los síntomas son evaluados y derivados desde Quemchi hasta Quellón directamente a la urgencia del Hospital de Castro para que se le realiza la toma del scaner y se defina si es candidato a trombólisis, todo dentro de un periodo de menos de cuatro horas y media desde el inicio de los síntomas; los pacientes desde Quemchi hacia el norte son derivados al hospital de Ancud.

“Este nuevo cambio nos permite ganar tiempo, hemos educado a los equipos de APS y de hospitales comunitarios para entender que lo primordial es una evaluación rápida estabilizar al paciente pero trasladarlo también en un breve plazo donde se le puede tomar el scaner y definir si la patología se va o no la terapia trombolítica. Para nosotros es bastante satisfactorio ya que se están viendo los frutos de un trabajo que fue bastante largo, nos tomó varios meses ponernos de acuerdo”, subrayó el médico.

El objetivo del tratamiento aplicado es que el paciente tenga un mejor pronóstico funcional. Un trombo es un coágulo que bloquea una arteria y se produce el infarto, mientras el coágulo permanece poco tiempo se puede deshacer no dejando secuelas.

Reconocer los síntomas y que el paciente consulte oportunamente para poderles ofrecer este tratamiento es lo que destacó el director (s) del Servicio Salud Chiloé Dr. Francisco Ricaurte, para así ampliar las prestaciones de salud en urgencia, evitando las secuelas y reduciendo la letalidad en los pacientes con accidentes cerebrovasculares isquémico en curso.

Cabe consignar que en Chiloé existen 200 pacientes al año que sufren un accidente cerebrovascular.

Más noticias de la ciudad o tema: Quemchi