Síguenos en

Nacional

Aprueban ideas matrices para agilizar trámite de patentes de invención

¡Comparte la noticia!

La Asociación Chilena de Propiedad Industrial llegó hasta la Comisión de Economía para hacer sus observaciones a la norma. Entre éstas se hizo ver el rol de INAPI en los recursos que se interpongan en contra de las resoluciones definitivas dictadas por el organismo.

En condiciones de ser visto por la Sala, quedó el proyecto en segundo trámite, que modifica la ley que establece el Instituto Nacional de Propiedad Industrial (INAPI) y el Código Procesal Penal, esto luego que los integrantes de la Comisión de Economia aprobaran la idea de legislar en su última sesión celebrada el miércoles 24 de julio.

La norma iniciada en  mensaje, tiene por objetivo contribuir a mejorar y hacer más eficiente el ambiente para el aumento de la inversión y la productividad, mediante el fomento de la innovación y el emprendimiento. Con ese fin pretende reducir los tiempos de tramitación de los procedimientos para constituir los derechos de propiedad industrial y aumentar la certeza jurídica del sistema de propiedad industrial.

OBSERVACIONES

En la jornada, dos de los directores de la Asociación Chilena de Propiedad Industrial (ACHIPI), Marcelo Correa y Eduardo Molina hicieron uso de la palabra para explicar por qué están de acuerdo con los cambios que propone el proyecto –que se ha hecho conocido como ley corta de INAPI- y qué mejoras podrían hacerse.

Ambos valoraron la intención de agilizar los trámites asociados a la entrega de una patente o marca, y a la vez, actualizar la legislación a la realidad internacional en la materia. Sin embargo hicieron una serie de precisiones técnicas del siguiente tenor:

  • Se podría establecer la caducidad de una patente de oficio todo para que el interesado acredite su uso o interés de uso en periodos intermedios (cada 5 años)
  • En vez de castigar el número de hojas (sobre 80) de una solicitud o memoria descriptiva de patente con el pago de una tasa adicional, podría generarse ese sobre precio considerando el exceso (sobre 50) de pliegos de reivindicaciones. Cabe considerar que un pliego es una sección donde se indica lo que el inventor quiere proteger.
  • Respecto a la creación de patentes provisionales, valoraron esta alternativa considerando que muchos inventores están desarrollando su investigación puedan hacerlo dentro de un año tras lo cual se solicita la patente definitiva. Sin embargo, ACHIPI recomienda que se deje en claro que la solicitud debe estar descrita de manera clara, pero no “completa” como estipula el proyecto. Eso considerando que se trata de una etapa previa a la solicitud definitiva.
  • En cuanto al reclamo de usurpación, plantearon que el inventor pueda ejercer esta acción en cualquier minuto de la tramitación, no debiendo esperar a que la patente sea concedida.
  • El proyecto entrega competencia a los tribunales ordinarios para conocer la solicitud de usurpación. Según ACHIPI, INAPI estaría facultado para ejercer ese rol.
  • También que se deje bien en claro desde cuándo se considera que una patente fue otorgada, momento a partir del cual comienzan a correr una serie de plazos como por ejemplo, para pedir extender el plazo de patente de invención. El organismo apuntó a que hay varias acciones que pueden confundirse como es el acto administrativo de concesión, cuando se dicta la sentencia definitiva o desde que queda ejecutoriada la resolución de concesión. ACHIPI recomienda usar el número de registro de la solicitud.
  • Respecto de los secretos empresariales, que en el proyecto pasan a denominarse secretos comerciales, una de las características que se plantea del valor comercial del secreto. Los expertos plantean hablar de una ventaja competitiva dado que ese concepto es más amplio y no se necesita tener un valor comercial en condiciones de ser acreditado.
  • Los recursos que se interpongan en contra de las resoluciones definitivas dictadas por la INAPI, ésta tendrá calidad de parte según el proyecto. ACHIPI reconoció que aquello “les ha hecho mucho ruido”, por lo que “que se proponga que el propio instituto pueda defenderse ante tribunales superiores complica su propia posición”.
  • “Creemos que la propia resolución de la INAPI debería defenderse por sí misma y no que la institución asuma el rol de parte, pensando en que esto podría transformarse en una escalada. De todas formas, la INAPI dicta sentencias de buena calidad”, aseguraron.

En medio del debate en particular, cuando se comience a estudiar el articulado, se volverá a escuchar a representantes de la INAPI para conocer su parecer respecto a los nuevos cambios que se introduzcan. En la jornada del 24 de julio, el sub director de Patentes del organismo, Esteban Figueroa entregó una mirada general.

REACCIÓN DE SENADORES

 

Tras la sesión, el presidente de la Comisión de Economía, el senador José Miguel Durana valoró la presentación de la ACHIPI. “Ellos enfatizaron la necesidad de evaluar ciertas indicaciones que se revisarán en la discusión en particular con el fin de hacer más rápido los procesos de inclusión y tramitación de la propiedad industrial”, mencionó reconociendo además que “algunas recomendaciones tuvieron un carácter jurídico, e incluso si se recogen, deberían ir a consulta de la Corte Suprema”.

Por su parte, el senador Álvaro Elizaldeapuntó a la urgencia de regular el marco regulatorio pensando en la competencia internacional. “Es importante actualizar la legislación para dar respuestas adecuadas al desarrollo de la ciencia, tecnología e innovación que tanto se requiere. ACHIPI ha hecho precisiones respecto a garantizar los derechos de los interesados, lo que ha sido bien acogido por la Comisión”, expresó.

Durante la sesión, el senador Felipe Harboe hizo consultas sobre las solicitudes incompletas. “Esto puede ser engañoso. El real momento de ingreso es cuando la solicitud se timbra en el mesón, allí es cuando nacen los derechos.  Pasa que uno pide inscripción de una marca y llegan cartas de estudios de abogados ofreciendo sus servicios. Entonces parece que esta información es pública. Todo esto produce especulación”, planteó.

El senador Rodrigo Galilea preguntó sobre la participación de la ACHIPI en las audiencias del proyecto del TPP11 que se ve en la Comisión de Relaciones Exteriores. “Tengo entendido que ese tratado influye en las patentes”, mencionó tras lo cual, la ACHIPI aseguró que el acuerdo habla que se pueden elegir entre el Protocolo de Madrid sobre propiedad industrial o el Protocolo de Singapur. Recomendamos optar por el segundo que es menos invasivo”.

Más noticias de la ciudad o tema: Nacional