Síguenos en

Nacional

Ricardo Ezzati se defiende: “Todas las denuncias han sido investigadas”

¡Comparte la noticia!

En su primera entrevista luego de que el Papa Francisco aceptara su renuncia, el cardenal Ricardo Ezzati explicó que esto se debió a su edad, puesto que poco antes de cumplir 75 años, que es la edad límite de los obispos, presentó su dimisión ante el Sumo Pontífice, quien le solicitó que se quedara un poco más. Ahora que ya pasó los 77 años, fue aceptado su alejamiento.

En conversación con Radio Cooperativa, se refirió a las acusaciones de encubrimiento de abusos sexuales y aseguró que durante su gobierno en la Iglesia de la capital “jamás hemos encubierto nada”.

“Todas las denuncias fueron investigadas oportunamente, si hay investigaciones más complicadas que otras, pero es un trabajo que el obispo no hace en primera persona, las funciones están distribuidas dentro de las diócesis y hay un vicario judicial, la denuncia no le corresponde hacerla al obispo, tiene que ser un jurista y una vez terminada la investigación previa, tiene que tener el aporte de otros dos juristas que revisan su trabajo y ese se le presenta al obispo y en el caso que corresponda ver si corresponde hacer una investigación penal”, agregó.

Aún así, Ezzati pidió perdón por sus eventuales errores, los que no fueron conscientes. “Pude haber cometido errores y de los errores uno pide perdón. Si ha habido errores, no ha sido de encubrimientos ni conscientes“, señaló en la radioemisora.

Actualmente está esperando el día en que se llevará a cabo la audiencia con el fiscal y “voy a presentarme con la misma tranquilidad con la que estoy hablando ahora”.

“Hablar de persecución es muy grave, no me atrevo a decir que hay un grupo de personas que me persigue, la justicia tiene que hacer con todos los ciudadanos su deber, el arzobispo no es responsable de la vida de las personas y sus actos, hay que distinguir que dentro de la Iglesia hay instituciones que son autónomas, las congregaciones religiosos no dependen del obispo, lo que suceda en una comunidad religiosa no es responsabilidad jurídica del obispo”, sostuvo.

Agregó que “estamos desde hace mucho tiempo en general, viviendo en este ámbito una mayor conciencia de la dignidad de las personas, cuando a nivel nacional se nos dan las cifras de abusos a menores uno queda espantado, es uno de los dolores más grandes de un obispo, es enfrentarse con situaciones de hermanos sacerdotes que han tenido estos delitos”.

Más noticias de la ciudad o tema: Nacional