Síguenos en

Variadas

Crisis en Argentina: Trasandinos vuelven a comer solo una vez al día

¡Comparte la noticia!

Un demoledor reporte del diario El País revela la compleja situación que esta pasando Argentina, dónde 3,4 millones de personas, un 7,9% de la población total, estaría viviendo inseguridad alimentaria, y comiendo una sola vez al día, acorde a los datos del Barómetro de la Deuda Social que elabora la Universidad Católica Argentina (UCA).

El país vecino ha vivido un aumento considerable en la inseguridad alimentaria severa, un concepto que implica una reducción involuntaria de la porción de comida, o la percepción de experiencia de hambre por problemas económicos en los últimos 12 meses.

Agustín Salvia, director del Observatorio de la Deuda Social Argentina de la UCA, señaló al medio europeo que “En 2018 tuvo lugar un incremento significativo de la inseguridad alimentaria severa y se explicaría principalmente a partir del deterioro de la situación de los hogares de estratos bajos en el conurbano bonaerense y en otras áreas metropolitanas”.

En esa línea la medición del 2018 representa el mayor cifra desde que se inició el 2010, momento en que Argentina salía de la crisis mundial del 2008. En 2015, último año de gestión de la expresidenta Cristina Kirchner, la medición había bajado al 6,1%, pero esa tónica cambió y ahora llegó a su máximo en el tercer año de la administración de Mauricio Macri.

Es particularmente alarmante que Argentina, que produce alimentos para 400 millones de personas, vea como se incrementa constantemente el número de ciudadanos con hambre, alcanzando ahora 3,4 millones.

Respecto a esto, Carlos Achetoni, presidente de la Federación Agraria Argentina, señaló que “No tenemos una distribución equitativa de los recursos. Hay una concentración de la riqueza en pocas manos. Hay políticas que deben ser un poquito más regulatorias, tener un Estado virtuoso que esté equilibrando la cadena, porque tenemos un sector productivo que percibe valores por debajo a veces de los costes y, en la otra punta de la cadena, un consumidor que recibe precios abusivos”.

Daniel Menéndez,coordinador nacional de Barrios de Pie, uno de los movimientos sociales que pactaron con el Gobierno de Macri la emergencia social, fue categórico en indicar que “En 2018 se instaló otra vez en Argentina el problema del hambre».

Y profundizó señalando que «Desde hace unos cuantos años la inflación sumada a un frenazo de la actividad económica ha hecho oscilar la pobreza entre un 20 y un 25%, pero en 2018, con la devaluación (del peso) que vivimos, con una subida del dólar de más del 100%, con la consiguiente disparada de los precios de los alimentos, sumado al derrumbe de la economía, se vuelven a poblar los comedores comunitarios a lo largo de nuestra patria».
El timonel de Barrios de Pie, movimiento que mantiene alrededor de 2.000 comedores en Argentina dijo indicó que, considerando esta situación «Las asignaciones y los planes de empleo empiezan a ser insuficientes, por la falta de trabajo” y en consecuencia “Empiezan nuevos problemas como la malnutrición. Por eso insistimos en que se declare la emergencia alimentaria”.

En tanto el Ministerio de Desarrollo Social de Argentina, consultado por el diario El País de España en su articulo, sencillamente guardó silencio.

Fuente: Soy Chile

Click to comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias de la ciudad o tema: Variadas