Brunei castigará hasta la muerte a parejas homosexuales y adúlteros

La próxima semana entrará en vigencia en el estado asiático de Brunei un nuevo código penal que establece la pena de muerte por lapidación a quienes tengan relaciones sexuales con personas del mismo sexo y a los acusados de adulterio. El texto que implementará el pequeño sultanato de 400 mil habitantes lleva al extremo la sharía, la ley religiosa islámica. Organizaciones de derechos humanos repudiaron la nueva ley por “inhumana y cruel” y hasta el actor de Hollywood George Clooney llamó a boicotear la cadena de hoteles de lujo que tiene el propio sultán de Brunei en distintas ciudades del mundo.

Según un escueto comunicado de las autoridades religiosas bruneanas, el próximo miércoles 3 de abril entrará en vigencia en el sultanato el nuevó Código Penal que convierte a la homosexualidad y al adulterio en delitos castigados con la pena de muerte por lapidación. Si bien las relaciones homosexuales en dicho país ya estaban prohibidas hace diez años la nueva ley aplicará ahora la pena más severa.

El nuevo código endurece también las penas para los delitos comunes. La nueva sanción por robo será la amputación de la mano derecha en caso de una primera infracción y el pie izquierdo si se trata de una reincidencia.

Organizaciones de derechos humanos pusieron el grito en el cielo al conocerse el nuevo proyecto que perseguirá a los gays hasta la muerte. “Brunéi debe detener de inmediato sus planes para aplicar estos castigos despiadados y revisar su código penal de conformidad con las obligaciones de derechos humanos. La comunidad internacional tiene que condenar con urgencia esta medida de Brunéi dirigida a poner en práctica estas crueles penas”, pidió Rachel Chhoa-Howard, representante de Amnistía Internacional en el país árabe.

Desde la organización castigaron que se considere como un delito la homosexualidad y el adulterio algo que, además de estar claro que ni siquiera deberían ser calificados como crímenes, “restringe flagrantemente los derechos a la libertad de expresión, religión y creencia”.

La única aclaración del ministerio de Asuntos Religiosos del país fue que la pena de muerte por lapidación para gays y adúlteros se aplicará sólo a personas de fe islámica y que por lo tanto la ejecución deberá ser observada por un “grupo de musulmanes”. “Legalizar semejantes penas crueles e inhumanas es algo atroz”, dijo por último Chhoa-Howard.

Al tratarse de un sultanato, el país es gobernador por la dinastía de Brunéi. El sultán Hassanal Bolkiah fue considera uno de los hombres más ricos del mundo según la revista Forbes. Su fortuna personal alcanza los 20 millones de dólares, incluidos un palacio con más de 1.500 habitaciones y una colección de 5.000 autos de lujo.

Más allá de las excentricidades, el sultán es considerado uno de los dictadores más duros de Asia. De hecho, Brunéi práctica el islam de forma más estricta que algunos de sus países vecinos. En 2015, Hassanal Bolkiah prohibió parcialmente los festejos de navidad por considerar que sus símbolos podían “desviar” a los musulmanes.

Al repudio internacional se sumó el actor estadounidense George Clooney, que llamó a boicotear la cadena de hoteles propiedad del sultán de Brunéi. En total son nueve hoteles de lujo, los Dorchester Collection, ubicados en Londres, Ascot, Paris, Roma, Milán y Los Ángeles. “Seamos claros, cada vez que nos alojamos o reunimos o comemos en cualquiera de esos nueve hoteles, estamos dando dinero directamente a hombres que eligen lapidar o pegar latigazos hasta la muerte de sus propios ciudadanos por ser gays o estar acusados de adulterio”, castigó el actor.

Clooney reconoció que aunque el boicot “tendrá poco efecto en cambiar las leyes” al menos no acrecentará la fortuna del sultán brunés. “¿Vamos a ayudar a pagar esas violaciones de los derechos humanos? ¿Realmente vamos a ayudar a financiar el asesinato de ciudadanos inocentes? He aprendido con los años que no puedes avergonzar a los regímenes asesinos, pero se puede avergonzar a los bancos, a los financiadores y las instituciones que hacen negocios con ellos y eligen mirar para otro lado”, sostuvo el actor.

Info: Pagina 12

Noticias relacionadas