Senador Moreira criticó al gobierno anterior por fallas en los centros de salud de Chiloé

  • El Parlamentario de la UDI acusó que la pasada administración dejó un legado de 600 millones de dólares en proyectos inconclusos en salud, en todo el país.
  • “Gobierno de Bachelet tiene que hacerse cargo por fallas en centros de salud de Chiloé” dijo Senador.

En una reunión con el Ministro de Salud, Emilio Santelices, el Senador Iván Moreira, mostró su preocupación por las obras complementarias de los Hospitales de Ancud y Quellón, y por el futuro de varias obras que estuvieron paralizadas por problemas con las constructoras.

El legislador UDI responsabilizó al gobierno anterior por la serie de errores que se cometieron en materia de salud en el archipiélago.

El gobierno de la ex Presidenta Bachelet dejó a la provincia en el top del ranking de negligencias en cuanto a la construcción de infraestructura hospitalaria. La Nueva Mayoría tiene que responsabilizarse por la serie de errores, perjudicando únicamente a los vecinos que por tantos años han esperado sus hospitales. Aquí quedó al descubierto la ineficiencia, la falta de capacidad técnica e irregularidades en la licitación que tuvieron las pasadas autoridades. En total, dejaron una cartera de 600 millones de dólares en proyectos inconclusos, con dificultades en su ejecución y diseño”.

Respecto a las obras complementarios de los hospitales, el ministro de salud, Emilio Santelices sostuvo que “Buscamos avanzar y adelantarnos dado que estas obras que están avanzando adecuadamente no se vea entorpecida su entrega por los trabajos complementarias. Le hemos hecho ver que el equipo de inversiones, liderado por el ingeniero Luis Barrios está trabajando con el ministerio de obras públicas y todas las organizaciones que tienen que hacerse cargo de estas obras complementarias a objeto que se puedan resolver en el tiempo oportuno, es decir, que una vez que el hospital esté listo, no se vea retrasada su entrega por estas tareas secundarias”.

El Secretario de Estado expuso también que trabajan para que no se vuelvan a repetir episodios, en que las empresas fallan en la construcción o abandonan los trabajos, como ha ocurrido en el CECOF de Quetalmahue o el CESFAM de Dalcahue.

“El Ministerio ha tomado la determinación de generar unas nuevas bases y nuevos contratos que hoy se encuentran en la contraloría que busca que las condiciones para postular a una obra de infraestructura hospitalaria o CESFAM sean más rigurosas, de tal manera que cuando una empresa, vea perjudicada a la gente por el atraso, estas tengan que pagar y se pueda agilizar el proceso para hacer una nueva licitación. Creemos la falta de rigurosidad en los contratos es parte de los problemas que hemos tenido que enfrentar”, aseveró el Ministro Santelices.

Se explicó que el MINSAL envió a contraloría nuevas bases de licitación, que exigen mayores requisitos, estableciéndose elevadas multas que podrían llegar hasta el valor de la obra en caso de incumplimiento de contratos. También se exigirá un aval y la solvencia necesaria a la empresa elegida.

El Servicio de Salud ya realizó la entrega del terreno a la empresa encargada de construir el COCOF de Quetalmahue. En tanto, en Dalcahue, las obras ya fueron retomadas por la nueva constructora.

Noticias relacionadas