Estudiantes de Quellón, Isla de Pascua y Chincolco expusieron en la COP24 su trabajo para cuidar el medioambiente

Desde liceos municipales llegaron a Polonia con proyectos para enfrentar el cambio climático en sus comunidades.

En los pasillos de la COP24, por los que transitan delegaciones de todas partes del mundo, resaltaban este martes por la mañana las danzas tradicionales del Rapa Nui y más tarde un chi-chi-chi-le-le-le.

Se trata del grupo de estudiantes de liceos municipales de Quellón, Isla de Pascua y Chincolco, que viajaron miles de kilómetros hasta Katowice, Polonia, para presentar ante la audiencia de la cumbre de la ONU los proyectos que desarrollan en su comunidad para enfrentar el cambio climático.

Desde el Liceo Paulo Freire en la isla de Chiloé llegó Ignacio Mancilla para presentar la medición que hacen del cambio climático. “Estamos pendientes de la temperatura, de las presuposiciones, lo comparamos con los datos históricos y vemos cómo evoluciona el cambio climático en Quellón” detalla a Pulso, recalcando que siempre hay que tener presente que este problema no se presenta de la misma forma en todos los lugares”.

Esto mismo lo expuso ayer en un liceo polaco, donde también llegó un grupo de estudiantes pascuense que tuvo la oportunidad de mostrar su danza. “Al principio se rieron, porque – claro – hay ignorancia, pero después quedaron impresionados porque somos muy diferentes a ellos”, relata Enerike Carrasco Hotus, que junto a sus cuatro compañeros presentó el proyecto “Pu’oka, jardines de piedra de los ancestros de Rapa Nui para el mundo”, un método de agricultura que no genera gases metanos, ni dióxido de carbono. “Con ese sistema mi pueblo sobrevivió todos los años que estuvo en la isla, sin necesidad de ir a buscar alimento a otras partes”, precisa.

El tercer grupo lo lidera el director del Liceo Cordillera de Chincolco, Miguel Arredondo. “Mis alumnos jamás se habían subido al avión y su director tampoco, fue toda una aventura”, señala entusiasta Miguel quien comandó los esfuerzos para que toda la comunidad de la municipalidad de Petorca apoyará a los estudiantes del Liceo técnico agrícola que los acompañaron. Vienen de una zona golpeada por la sequía, “la situación es difícil y este proyecto ha sido una luz de esperanza” señala Arredondo al explicar el proyecto que en este caso se centra en la agronomía sostenible en este adverso ambiente.

Todos ellos forman parte del Pacto Mundial de Jóvenes por el Clima, que agrupa a estudiantes de 27 países, entre ellos Brasil, Colombia, Italia y Polonia, que impulsado por el chileno radicado en Francia Alfredo Peña Vega, de la Escuela de Altos Estudios Sociales en Ciencias Sociales. En el caso nacional, lo financia Conicyt y Mineduc, mientras que el viaje se concretó gracias a esfuerzos de las municipalidades, colegios, intendencias, privados, entre otros.

“Los estudiantes hacen propuestas de problemas concretos en su comunidad y desde la escuela organizan estrategias para enfrentar problemas relativos al medio ambiente. Venir acá es un premio, pero es un trabajo de largo plazo”, detalla, Luis Flores, de la facultad de educación de la Universidad Católica, que encabeza la iniciativa en Chile y que acompañó a los estudiantes que se quedaron hasta ayer jueves en tierras polacas.

Noticias relacionadas